Te atragantas con comida/bebida


El cuello tiene dos conductos: uno lleva directamente al estómago y otro está conectado con el sistema respiratorio y, por tanto, con los pulmones. Cuando comemos o bebemos, el tubo que lleva el aire, que tanto necesitamos, a nuestros pulmones se cierra de forma automática. Pero hay veces que se abre de forma espontánea y la comida/bebida se intenta meter por él, por lo que nos atragantamos. Muchas veces hemos oído los típicos movimientos que hay que hacer si otro es el que se atraganta, pero, ¿qué pasa si estamos solos?

El acto reflejo de que la comida se nos pase a la faringe (tubo de respiración) es una tos seca y potente que permite que el alimento salga disparado. Normalmente, si esto no funciona, otra persona se debe colocar detrás de ti y cogerte por debajo del pecho y presionar con fuerza el estómago para que la faringe se desatasque (maniobra de Heimlich). En este caso no podemos contar con la ayuda de otro, por lo que debemos hacerlo con nuestras propias herramientas.
La primera indicación es mantener la calma. La obstrucción no nos va a dejar respirar, por lo que por mucho que intentes que el aire pase hacia dentro va a ser imposible. 
Debemos toser muy fuerte, como cuando tenemos flemas y luchamos por expulsarlas. Tenemos que intentar que todo el aire que ha quedado en los pulmones salga y con ello se desatasque nuestro imprescindible conducto de respiración. Si esto no funciona, pasaremos al siguiente paso. Debemos expulsar los restos de alimentos o bebidas del tubo de una forma drástica, es decir, con un golpe. No tenemos quien nos lo de, por lo que colocaremos las manos en la boca del estómago y presionaremos hacia arriba para que la presión haga que los restos de aire que haya en los pulmones salga de forma brusca y ello los restos ajenos a nuestro organismo. Cuanto más encogido estés mejor resultados obtendrás, ya que a la presión que realizan tus manos, le sumas la ejercida por el aparato digestivo hacia la parte de arriba.  
De este modo, estaremos a salvo de todo tipo de atragantamientos, pero recuerda, mastica bien y en pequeñas cantidades para que, en caso de atragantamiento por cuerpos extraños, las consecuencias sean lo menores posibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada